Estrellas de Hollywood unen fuerzas en esta campaña contra las pruebas cosméticas en animales

08/04/2021
Artículo original

save-ralph

Ralph es tester, uno de los miles de conejos que cada año son sometidos a pruebas de experimentación en laboratorios. Su “trabajo” es probar cosméticos y sus ingredientes antes de que salgan a la venta y sean utilizados por los humanos.

Pese a que estas prácticas ya están prohibidas en cuarenta países, aún existen regiones donde las pruebas cosméticas son legales, como es el caso de China. Hace años que diversas asociaciones, como PETA, llevan luchando por que esta actividad cese y, con ello, también el sufrimiento de los animales. “Conejillos de indias”, como son coloquialmente conocidos.

Existen más de 2.000 empresas en el mundo libres de crueldad animal

La Unión Europea prohibió todas las pruebas en animales para cosméticos en 2013 y ya existen más de 2.000 empresas libres de crueldad animal. Sin embargo, la Humane Society Internacional (HSI) advierte que incluso los cosméticos libres de crueldad animal están en peligro si la legislación sobre seguridad química “continúa exigiendo nuevas pruebas en animales” para los ingredientes químicos utilizados exclusivamente en cosméticos.

Con el objetivo de ser una voz más que lucha contra la experimentación, una decena de cineastas y estrellas de Hollywood se han unido para producir una campaña en colaboración con la organización Humane Society Internacional (HSI).  

“Save Ralph” combina la narración empática con la magia de la animación stop-motion, además de la producción de un elenco internacional para dar voz a esta campaña global con el objetivo de prohibir las pruebas cosméticas “de una vez por todas”, dice la voz de Ralph, interpretado por el cineasta Taika Waititi.

A él se unen Ricky Gervais, Zac Efron, Olivia Munn, Pom Klementieff, Tricia Helfer y otras celebrities para ayudar a la organización cambiar esta realidad y proporcionar  así las voces para la película, que tiene como objetivo arrojar luz sobre el sufrimiento que los animales soportan. Además, buscan involucrar a consumidores y políticos en esta misión enfocada en la prohibición.

This is a cool thing that is coming soon. If you don't watch it and love it then you hate animals and we can't be friends anymore.#SaveRalph pic.twitter.com/3oG2VqXr7o

— Taika Waititi (@TaikaWaititi) March 27, 2021

“Save Ralph” es una llamada de atención, en palabras de Jeffrey Flocken, Presidente de HSI, quien asegura que “ahora es el momento de unirnos para prohibirlo a nivel mundial. Hoy tenemos una gran cantidad de enfoques confiables y sin testar en animales para garantizar la seguridad del producto”.

“No hay excusa para hacer sufrir a animales, como Ralph, al probar cosméticos o sus ingredientes “.- Jeffrey Flocken (HSI)

El director Taika Waititi pone voz a Ralph, siendo entrevistado mientras realiza su rutina diaria como "evaluador" en un laboratorio de toxicología, abordando el inquietante problema de las pruebas con animales de una manera original e inesperada.

También el escritor y director Spencer Susser (“The Greatest Showman”) y el productor Jeff Vespa (“Voices of Parkland”) se han unido al fabricante de marionetas Andy Gent, del estudio Arch Model, para darle vida a Ralph, el conejo protagonista. La película se estrenará en portugués, español, francés y vietnamita con Rodrigo Santoro y Denis Villeneuve, entre otros, dando voz a los personajes en esos idiomas.

...

Para el director del cortometraje, Spencer Susser, los animales de laboratorio “no tienen otra opción y es responsabilidad de la sociedad hacer algo al respecto”. Para él, el stop-motion era la manera perfecta de transmitir el mensaje: "Cuando ves la horrible realidad de la forma en que se trata a los animales, no puedes evitar apartar la mirada. Espero que el público se enamore de Ralph y quiera luchar por él y otros animales como él”, ha expresado.

Y es que la belleza de la animación pasa por poder contar historias complejas y darles vida de manera educativa, sin sonar duro o amenazante. De esta forma es posible llamar la atención sin ser desagradable, algo que puede ayudar a conectar con el público y difundir de manera óptima el mensaje.