Taxify, aliado de Didi Chuxing, aumenta su apuesta en México

14/02/2018
Artículo original

Taxify, aliado de Didi Chuxing, aumenta su apuesta en México

El servicio de transporte privado ha llegado a Monterrey mientras que los rumores de la llegada de Didi Chuxing al país no dejan de crecer.

Taxify llegó a la Ciudad de México en 2016 para hacer frente a los servicios de transporte privado en el país. La compañía, fundada en Estonia en 2013, cuenta con más de 5 millones de usuarios en 23 mercados. Su expansión por Europa y África lo ha convertido en un digno competidor de Uber y, al parecer, la apuesta de Taxify sigue siendo cada vez mayor en México, con el objetivo de llegar a otras partes del país. A partir de este 14 de febrero, la plataforma está disponible en la ciudad de Monterrey, donde ha conseguido a 1.000 conductores y más de 10.000 usuarios hasta el momento.

La estrategia de lanzamiento es bastante potente y Taxify afirmó que aplicará un 50% de descuento para todos los usuarios y suspenderá las tarifas dinámicas hasta el 25 de este mismo mes. Después de la promoción, la compañía pretende apostar por su modelo basado en precios más bajos de la competencia. Al cobrar un 15% de comisión a los conductores, la empresa promete que las tarifas pueden ser más competitivas que las de la competencia. Por kilómetro, Taxify cobra 3.70 pesos y 1.70 por minuto, además de 6.50 pesos por inicio de viaje y una tarifa mínima de 30 pesos.

Después de llegar a la capital mexicana, el servicio de transporte privado ha hecho un movimiento esperado llevando su plataforma a Monterrey, "un mercado grande y con necesidades crecientes en el transporte, por lo que estamos muy emocionados de lanzar nuestra plataforma en esta ciudad. Estamos construyendo una nueva comunidad, al ofrecer calidad y servicio a los usuarios de nuestra aplicación”, explicó el fundador y CEO de Taxify, Markus Villig, en un comunicado.

Taxify ha aumentado su apuesta en México para tener más presencia pero, más allá, la noticia se une a los rumores sobre la posible llegada de Didi Chuxing al país. La compañía china invirtió en Taxify en agosto de 2017 para fomentar la expansión de la plataforma por Europa y África. Ni América Latina en general ni México en particular se incluyeron en la lista de objetivos por conseguir pero el interés de la empresa china en el mercado del transporte mexicano podría haber cambiado la estrategia.

Didi y su creciente interés por Latinoamérica

Desde finales de 2017, varios informes han apuntado que Didi Chuxing quiere presentar su plataforma en México, aunque por el momento no se ha confirmado ni se ha especificado una posible fecha de llegada. Mientras tanto, la compañía china ha hecho movimientos estratégicos que muestran su interés cada vez mayor en América Latina.

A principios de 2018, Didi compró la empresa brasileña de viajes de compartidos 99. De esta manera, inició una expansión por el continente que podría solamente el principio. La china no da puntada sin hilo y la asociación estratégica con Taxify busca hacer de la compañía europea algo grande para hacer frente a Uber.

Uber y Didi consiguieron formar una alianza en China para crear un gigante del transporte y así poner fin a la guerra que habían iniciado desde que el servicio de transporte estadounidense llegó al gigante asiático. Sin embargo, parece ser que los movimientos de Didi al aliarse con empresas como Taxify buscan hacer frente a Uber para arrebatarle el primer puesto en ciudades de Europa.

¿Será México el siguiente lugar estratégico? Didi prometió invertir en Taxify y ayudarle a expandir su mercado. Aunque no se especificó exactamente ningún país de América Latina, el creciente interés de Didi Chuxing en Latinoamérica podría haber cambiado el panorama. En el caso de que la plataforma china llegara realmente a México, tendría de su lado a una empresa que cuenta con experiencia en el mercado del transporte del país desde que llegó en 2016. A partir de ahí, todas las compras y sinergias son posibles.

La inversión de Didi en el país sería un movimiento lógico, teniendo en cuenta que es el segundo servicio de transporte más respaldado después de Uber y que está valorado en 50.000 millones de dólares, según la firma CB Insights. En los últimos años, ha recaudado 13.000 millones de dólares y cuenta con 400 millones de clientes.