Los micro ordenadores Raspberry Pi han revolucionado la informática doméstica, y esto no ha hecho nada más que empezar. Su principal ventaja, además de que caben en la palma de la mano, es que existen cientos de periféricos que añaden todo tipo de funciones. Por ejemplo, esta carcasa con pantalla táctil integrada, un tipo de periférico muy demandado entre los fans.

Existen muchos proyectos para Raspberry Pi que requieren una pantalla táctil. Hay muchas a la venta, e incluso existe una pantalla táctil oficial de Raspberry Pi, pero mide 7 pulgadas y no se puede integrar con la propia Rapsberry Pi, mucho más pequeña. Por cierto, la pantalla acaba de añadirse oficialmente a Linux

La ventaja de esta carcasa con pantalla táctil es que el panel solo mide 3.5 pulgadas, así que cabe en la propia carcasa. En su interior colocas la Raspberry Pi, y tienes un dispositivo compacto que puede usarse como tablet, mando de control táctil, pantalla de mensajes, reproductor de vídeo, etc. ¡Y solo cuesta 14 euros!

Raspberry Pi

Se trata de una pantalla TFT de 3.5 pulgadas con resolución 480 x 320 píxeles. El kit viene con un lápiz táctil, por si necesitas precisión.

Según las reviews de la tienda Banggood, donde la venden, el tiempo de respuesta es alto, así que no es recomendable usarla como método de entrada de datos. Pero como hemos comentado sirve perfectamente como pantalla de vídeo, mando de control remoto, etc. Y al estar integrada en la carcasa, no ocupa espacio.

La carcasa es compatible con la Raspberry Pi 2B / 3B / y 3B Plus. Viene también un ventilador para disipar el calor, pero solo se puede instalar cuando no has instalado la pantalla. O una cosa, u otra.

15 usos de la Raspberry Pi que no sabías que podías darle

La pantalla táctil, la carcasa, el ventilador y el lápiz táctil para Raspberry Pi cuestan solo, todo junto, 14 euros en Banggood. Envían desde China, así que debes ser paciente con la entrega, que se puede alargar 20 días o un mes.

Hemos visto muchos proyectos interesantes últimamente con Raspberry Pi, como por ejemplo este smartphone casero que te puedes construir tu mismo, o la  posibilidad de montar un Steam Link con una Raspberry Pi, para transmitir juegos de PC a cualquier televisor.