Qualcomm acaricia el 5G con un nuevo modem LTE de hasta 2 Gbps

14/02/2018
Artículo original

Qualcomm acaricia el 5G con un nuevo modem LTE de hasta 2 Gbps

  • El nuevo modem X24 es capaz de alcanzar 2 Gbps en redes LTE compatibles.
  • Podría llegar en la segunda mitad de año, junto a un nuevo Snapdragon.
  • El X24 suaviza la transición hacia el 5G, que no será una realidad hasta 2020.

Qualcomm Technologies presentó este miércoles el primer modem LTE de Categoría 20 del mundo. Su nombre es X24, y será capaz de alcanzar anchos de banda de hasta 2 Gbps sobre las redes LTE compatibles.

El chip, fabricado en un proceso FinFET de 7 nanómetros, es el tercer modelo del fabricante que supera la barrera del gigabit. Los modelos X16 y X20, desvelados a lo largo de 2016 y 2017, ya registraron anchos de banda de 1 y 1,2 Gbps, respectivamente.

El nuevo modem X24 será integrado en la próxima generación de microprocesadores Snapdragon.

El nuevo modem X24 será integrado en la próxima generación de microprocesadores Snapdragon, que podría ser desvelada durante la segunda mitad de 2018. Los equipos con Snapdragon 845 (el SoC más popular entre los smartphones de alta gama de 2018) trabajarán con el modelo previo, el X20.

Parte del secreto detrás del modem X24 es el mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico del operador. No obstante, para sacar el máximo partido a sus prestaciones, las compañías de telecomunicación tendrán que adaptar sus redes para que estas puedan abastecer los flujos y las demandas de los modems Gigabit desarrollados por Qualcomm.

Tecnologías como el Carrier Aggregation de 7 bandas, la modulación 256-QAM y el sistema 4x4 MIMO (multiple input, multiple output) son imprescindibles para alcanzar la barrera de los 2 Gbps que Qualcomm promete.

El camino hacia el 5G

Shutterstock

Con el 5G aún en pañales y lejos de hacerse comercial, las principales compañías tecnológicas del sector centran sus esfuerzos en ofrecer mayores velocidades de descarga sobre las redes 4G LTE actuales.

La idea de todo el sector es suavizar la transición de generación mediante la progresiva integración de elementos propios del 5G sobre las redes actuales. La razón es simple: aunque el 5G se abra paso a partir del año 2020, las redes 4G LTE seguirán siendo imprescindibles para la correcta operatividad de muchos dispositivos. En ciertas situaciones, de hecho, los operadores ven al 4G como una tecnología complementaria (y no sustitutiva) del 5G.

A lo largo del Mobile World Congress, tanto Qualcomm como el resto de empresas involucradas conversarán constantemente sobre la transición e inminente llegada de la quinta generación, que será una de las mayores tendencias de la feria.

En Europa, el despliegue comercial del 5G no se espera hasta el año 2020. No obstante, compañías como Telefónica ya han iniciado ciertos programas piloto en ciudades españolas con el objetivo de identificar posibles casos de uso y debilidades en los fundamentos de la red.