Microsoft ha recibido 238 quejas por discriminación de género y acoso sexual

13/03/2018
Artículo original

Microsoft ha recibido 238 quejas por discriminación de género y acoso sexual

Las 238 denuncias internas fueron presentadas entre el 2010 y el 2016 en los Estados Unidos por negar aumentos salariales o promociones a las mujeres.

Empleadas de Microsoft en Estados Unidos han presentado 238 quejas internas sobre discriminación de género o acoso sexual entre 2010 y 2016, de acuerdo con documentos de un caso judicial en curso publicados este lunes, según recoge Reuters.

La denuncia en la que la cifra fue citada por las demandantes fue presentada en 2015 en una corte federal en Seattle. En la querella acusan a Microsoft por negar sistemáticamente aumentos salariales o promociones a las mujeres en la compañía. En diciembre pasado, este mismo caso también dio a conocer que una becaria reportó una violación por parte de otro compañero becario, quien luego fue contratado por la empresa.

Los abogados de los demandantes están presionando para proceder con una demanda colectiva, que podría cubrir a más de 8.000 mujeres. A finales del año pasado, Microsoft tenía aproximadamente 74.000 empleados en Estados Unidos de un total de 115.000 en todo el mundo. Ambas partes siguen intercambiando documentos antes del juicio, el cual no ha sido programado, ya que el juez encargado del caso aún no se ha pronunciado sobre la solicitud de los demandantes.

De las 118 quejas de discriminación de género presentadas por mujeres en Microsoft, solo una fue considerada como "fundada" por la compañía. "Impactantes" es como los abogados han calificado en los archivos judiciales el número de quejas, mientras que consideran la respuesta del equipo de investigaciones de Microsoft como "mediocre".

De acuerdo con la defensa judicial de Microsoft, las demandantes no han identificado prácticas que afecten a suficientes empleados como para justificar una demanda colectiva. Tampoco han podido citar un ejemplo de problema de pago o promoción en el cual el equipo de investigaciones de la compañía debería haber encontrado una violación de la política de la empresa pero no lo hizo. Además, destacó que invierte más de 55 millones de dólares al año para promover la diversidad y la inclusión.

Entre los casos presentados en cortes federales entre 2006 y 2016, según una revisión de Reuters, hay cientos sobre acoso sexual en los que las empresas usaron tácticas comunes de litigación civil para mantener la información potencialmente condenatoria en secreto.

Microsoft argumenta que el número de quejas presentadas por mujeres debe mantenerse en secreto para no disuadir a los empleados a denunciar abusos en el futuro. De acuerdo con un funcionario designado por la corte, la situación es "un daño comercial o de competencia demasiado remoto" como para justificar el mantenimiento de la información confidencial.

"La diversidad y la inclusión son críticamente importantes para Microsoft", indicó un portavoz de Microsoft en un comunicado, según recoge The Verge. "Queremos que los empleados hablen si tienen inquietudes y nos esforzamos para que sea más fácil para ellos hacerlo. Tomamos en serio todas las preocupaciones de los empleados y tenemos un sistema justo y sólido para investigar las inquietudes de los empleados y tomar las medidas apropiadas cuando sea necesario".

La problemática sobre el acoso sexual laboral se ha ido destapando desde que saliera a la luz la cantidad de víctimas que hay en Hollywood a manos de productores como Harvey Weinstein o actores como Kevin Spacey. Desde entonces, otro tipo de empresas como las tecnológicas de Silicon Valley han estado en la mira por este tipo de situaciones.

El pasado 8 de marzo, día internacional de la mujer, miles de mujeres se unieron a la huelga feminista en países como España para exigir condiciones igualitarias en el trabajo, el cese de la brecha salarial y las mismas oportunidades por realizar el mismo trabajo. En México, también se aprovechó para protestar por los feminicidios en el país.