La lectura biónica y por qué deberías estar usando este método para ahorrar tiempo

06/08/2022
Artículo original

Quizá no habías pensado en ello, pero te guste o no la lectura, nos pasamos el día leyendo textos. WhatsApp, páginas web, redes sociales, etc.

Leer implica ver las letras con nuestros ojos, y que el cerebro las interprete para convertirlas en palabras y frases que podemos entender.

Nuestro cerebro es una "máquina" a la hora de acelerar tareas repetitivas, y como nos pasamos todo el día leyendo, es muy bueno en esta tarea. Tan bueno, que es capaz de entender palabras más rápido que nuestros propios ojos. En eso se basa la lectura biónica.

 

La lectura biónica parte de la premisa de que utilizamos dos niveles de lectura: ocular y cerebral. Podemos comprobarlo nosotros mismos. Por ejemplo, nos cuesta mucho más leer y entender un pagina de un libro llena de frases sin puntos y aparte, que un texto organizado en párrafos de 3 o 4 líneas, como esta noticia. Esto es porque el cerebro funciona de forma diferente a los ojos.

Según los creadores de Bionic Reading o Lectura Biónica, el cerebro tiene almacenado un diccionario de palabras que puede detectar con solo leer las primeras letras de cada palabra.

Por tanto la lectura biónica consiste en transformar el texto para que se vea así:

Qué es Bionic Reading y por qué se está haciendo viral

El truco para que funcione, es que no hay que leer la palabra completa, solo lo resaltado en negro.

La lectura debe fluir, pasando de las letras en negrita de una palabra, a las letras en negrita de otra. El cerebro irá llenado la información que falta.

Si lo hacemos bien, entraremos en los que llaman La Zona. Un efecto similar al que se produce cuando nos movemos tan rápido, que parece que el mundo va más despacio a nuestro alrededor. La lectura fluirá rápidamente sin necesidad de leer todo el texto.

Frente a otros métodos de lectura rápida. la ventaja de la lectura biónica es que no exige entrenamiento ni aprender complejas reglas.

Pero cada persona es un mundo, y el método no funciona igual para todos. Hay gente que asegura que realmente aceleran la lectura, y otros creen que es demasiado robótico, y la información no se retiene tan bien. Quizá es más adecuado para lectura casual, en lugar de para estudiar.

El problema que le vemos es que hoy en día los textos de Internet ya tienen palabras completas resaltadas en negrita, y pasar ahora a leer "medias palabras" en negrita, se hace muy raro.

Pero es gratis, así que por probar no pierdes nada. En la web de Bionic Reading tienes una aplicación web para convertir cualquier texto a lectura biónica, y también una extensión de Chrome. Puedes ajustar parámetros como la cantidad de letras de cada palabra que se resaltan en negrita, y mucho más.