Estados Unidos prohibirá TikTok y WeChat el domingo

18/09/2020
Artículo original

Estados Unidos le pega un portazo a TikTok. El Departamente de Comercio del país norteamericano ha realizado un comunicado en el que ha anunciado que a partir del domingo 20 de septiembre, las descargas de la popular aplicación musical y del servicio de mensajería WeChat estarán prohibidas en toda la nación. La notificación llega después de que la empresa de software estadounidense Oracle, que mantiene grandes relaciones con el presidente Donald Trump, anunciase que había alcanzado una acuerdo con la firma china ByteDance, propetaria de TikTok, para convertirse en su «proveedor tecnológico de confianza». Desde el Departamente de Comercio se expresa que esta medida nace de la necesidad de «salvaguardar la seguridad nacional, la política exterior y la economía» de Estados Unidos. «Las acciones de hoy demuestran una vez más que el presidente Trump hará todo lo que esté en su poder para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista Chino», ha dicho el secretario de Comerico de Estados Unidos, Wilbur Ross. «Bajo la dirección del presidente, hemos tomado medidas significativas para combatir la recopilación maliciosa de datos personales de ciudadanos estadounidenses por parte de China, al tiempo que promovemos nuestros valores nacionales, normas democráticas basadas en reglas y la aplicación agresiva de las leyes y regulaciones estadounidenses», ha añadido. De este modo, a partir del domingo, queda prohibido «distribuir o mantener las aplicaciones móviles WeChat o TikTok, el código constitutivo o las actualizaciones de las «apps» a través de una tienda de aplicaciones móviles en línea en los EE.UU». Lo que implica que las plataformas desparecerán de las tiendas de Apple y Google y que aquellos usuarios que ya las tengan descargadas dejarán de recibir actualizaciones del servicio. El acuerdo con Oracle no fue suficiente El pasado 6 de agosto el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva en la que le dio un plazo de 45 días a ByteDance para deshacerse de la propiedad de TikTok en suelo estadounidense. Según el presidente, la aplicación, que se ha convertido en todo un fenómeno viral y cuenta con 100 millones de usuarios en el país norteamericano, habría estado compartiendo datos de los ciudadanos con el gobierno comunista chino. Durante las últimas semanas, la compañía china ha estado manteniendo negociaciones con varias empresas estadounidenses, como Microsoft, que durante mucho tiempo pareció la mejor colocada para acabar tomando el control de la «app» en Estados Unidos. Sin embargo, fue la empresa de software Oracle la que terminó llegando a un acuerdo con la tecnológica china. Aunque no en los terminos deseados por el Ejecutivo, ya que ByteDance seguiría manteniendo la propiedad de la empresa, mientras que la marca estadounidense se limitaría a ofrecer sus servicios tecnológicos en la nube y, de este modo, garantizar que los datos de los usuarios norteamericanos permanecerían a salvo. Cabe recordar que la relación entre Donald Trump y Oracle es excelente. A finales de agosto, el dirigente apoyó públicamente la oferta de la compañía para adquirir las operaciones de TikTok en el país. Larry Ellison, cofundador de la firma, celebró en el mes de febrero un acto de recaudación de fondos para la campaña del republicano, que se presenta a la reelección en las elecciones presidenciales que tendrán lugar en noviembre. Según Bloomberg, la directora ejecutiva de Oracle, Safra Catz, también apoya el esfuerzo de reelección del actual presidente. La compañía incluso se asoció con la Casa Blanca a principios de este año en un intento de rastrear los efectos del uso de hidroxicloroquina para tratar la Covid-19. Sin embargo, el trato, que contempla la compra de la aplicación, no ha convencido. Ni al Gobierno ni al partido republicano. Desconfianza en el partido Republicano El presidente de Estados Unidos ante los medios el pasado miércoles en la Casa Blanca. En concreto, el dirigente explicó, que «no va a ser feliz» si la popular aplicación de vídeos musicales seguía siendo propiedad completa de ByteDance. Las plabras del presidente Trump llegan después de que seis senadores republicanos, entre los que figura Marco Rubio, el primer representante que solicitó al Gobierno que investigase TikTok, mostrasen su desacuerdo con las condiciones establecidas entre ByteDance y Oracle por medio de una carta. «Seguimos oponiéndonos a cualquier acuerdo que permita a las entidades controladas o con sede en China retener, controlar o modificar el código o los algoritmos que operan cualquier versión de TikTok basada en Estados Unidos», se puede leer en la carta, que ha sido recogida por Reuters. «Nos alienta que este acuerdo aún requiera la aprobación del gobierno, y si los informes que indican que este acuerdo propuesto mantendrán vínculos con ByteDance u otras entidades controladas por China, instamos encarecidamente a la administración a rechazar dicha propuesta por motivos de seguridad nacional», se añade en la misiva.