ZTE Axon M: llega a España el móvil con dos pantallas

13/02/2018
Artículo original

Hace tiempo que oímos hablar de él, pero es ahora cuando el nuevo (y extraño) ZTE Axon M aterriza oficialmente en España. La presentación acaba de celebrarse en Madrid. Se trata de un móvil aparentemente normal, aunque un poco más grueso de lo que estamos acostumbrados a ver. Nada inusual si tenemos en cuenta que este terminal no cuenta con una, sino con dos pantallas de 5,2 pulgadas Full HD unidas por una bisagra, plegadas una sobre otra como si de un libro se tratara, pero que pueden desplegarse para crear una única pantalla mayor, de 6,75 pulgadas de diagonal. Casi casi del tamaño de una tableta. Para Samuel Sum, director de terminales de EMEA (Europa, Oriente Medio y Africa), se trata de un terminal que «cambiará para siempre nuestra experiencia de uso de los smartphones. Desde el primer iPhone, hace diez años, la experiencia no había cambiado. Hoy empieza una nueva era». Fan Yijing, directora general de ZTE en España, aseguró durante la presentación que «es hora de que los móviles aprendan a hacer más cosas, como por ejemplo usar dos aplicaciones a la vez. Los smartphones de la actualidad. O nos sirven para eso, están limitados. Tenemos que ser más ambiciosos para que nuestros dispositivos se adapten, de verdad, a nuestras vidas. Por eso hemos creado una nueva categoría de smartphones». Por su parte, Gonzalo Eguíluz, director de terminales en España, «los hábitos con nuestros smartphones han cambiado. Tanto por la mejora del hardware como del software. Pero todos ellos siguen siendo mono tarea, interaccionamos con ellos sólo a través de una única pantalla. Cada vez más grandes, es verdad, pero sólo una. Eso ahora ha cambiado». Los antecedentes en dos pantallas Lo cierto, sin embargo, es que el diseño de teléfonos móviles plegables no es una novedad. De hecho, lleva apareciendo y desapareciendo del mercado, por lo menos, desde 2011, con ejemplos como aquel impagable Kyocera Echo, seguido a rueda por el Samsung DoubleTime o el Sony Tablet P. Todos ellos productos que, la verdad sea dicha, no tuvieron un recorrido demasiado largo. ¿Por qué esta vez debería ser diferente? Según la firma china, una buena razón estaría en sus múltiples formas de uso. Lo cual, efectivamente, es una novedad más que destacable. «El Axon M -afirma Eguíluz- no sólo tiene más pantalla, sino que tiene el doble de pantalla. Y además sólo cuando el usuario quiere». De hecho, el Axon M cuenta con varios modos de pantalla: un modo de pantalla única, un modo Extendido, uno Dual y otro que el fabricante ha denominado «Espejo». El primero de ellos consiste, sencillamente, en usar solo una de las dos pantallas, como en un móvil convencional, mientras que la otra permanece plegada (y apagada). Al abrir el terminal, sin embargo, tendremos acceso inmediato a las otras tres modalidades, algo que conseguiremos con solo pulsar una tecla específica, marcada con una «M». En el modo Extendido, por ejemplo, podremos ver contenidos, o navegar por Internet en una pantalla el doble de grande, similar a la de una tableta. Aunque, eso sí, con la bisagra de por medio... En el modo Dual, sin embargo, podremos tener abierta una aplicación diferente en cada una de las dos pantallas de 5,2 pulgadas (2,5D y protegidas con Gorilla Glass 5), una función que puede resultar extremadamente útil a la hora de trabajar en multitarea. Finalmente, el modo Espejo duplica el mismo contenido en las dospantallas, de forma que podremos, entre otras cosas, mostrar un archivo, un vídeo o una foto a otra persona que esté frente a nosotros sin necesidad de pasarle físicamente el terminal. La transición entre los varios modos de uso es rápida y sencilla. Especificaciones Por lo que respecta a las especificaciones, el Axon M incorpora todo lo mejor de la gama alta de 2017. Con una excepción, la del procesador. De hecho, ZTE ha optado por un Qualcomm Snapdragon 821, el más potente del año pasado, en lugar de decantarse por el Snapdragon 835 de este año. La razón puede estar en la necesidad de no disparar los costes de un móvil que ya de por sí resulta más caro de fabricar que los de la competencia. Así, y aunque el 821 tiene potencia de sobra para mover incluso varias aplicaciones a la vez, habrá que ver si es capaz de gestionar con solvencia el consumo extra de batería que supone el uso de una segunda pantalla. La cámara elegida es de 20 megapíxeles, con una apertura focal de F/1.8 y estabilizador de imagen. Por su especial configuración, el Axon M no necesita tener una cámara delantera, ya que esa función se consigue directamente con la cámara principal al abrir el terminal. El móvil puede grabar vídeos en calidad 4K a 30 imágenes por segundo (fps), y cuenta con un interesante modo de cápara lenta que permite llegar hasta 240 fps a una resolución de 720p. Las dimensiones del nuevo modelo de la firma china (150,8 x 71,6 x 12,1 mm) y su peso (230 g) son superiores a las de otros smartphones de gama alta, pero no resultan exageradas si tenemos en cuenta el factor de la doble pantalla. El procesador se apoya en una generosa memoria RAM de 4 GB y el terminal dispone de 64 GB para almacenamiento, ampliables, por supuesto, con tarjetas Micro SD. Batería y disponibilidad En cuanto a la batería, ZTE ha implementado una de 3.180 miliamperios, con sistema de carga rápida Quick Charge 3, que permite cargar casi el 50 por ciento de la batería en apenas 30 minutos. ZTE asegura que el Axon M tiene una autonomía de 28,7 horas de conversación y que puede durar hasta 11 días completos en stand-by. El terminal, por ahora, funciona con Nougat 7.1.2, aunque la firma asegura que próximamente será posible actualizar a Oreo, la última versión del sistema operativo Android. El nuevo Axon M está disponible a partir de hoy en exclusiva con Vodafone. Nuno Taveira, director de terminales de Vodafone, explicó que «apostamos por la diferenciación y por las nuevas experiencias móviles, y hemos querido tenerlo en exclusiva». El terminal puede adquirirse por precios que oscilan entre los 28,5 y los 34 euros al mes, según la tarifa que elijamos con el operador. Su precio en el mercado libre es de 852 euros.