Wagner Moura narra la dictadura brasileña frente al negacionismo de Bolsonaro

20/08/2019
Artículo original

En Brasil hay una "guerra de narrativas" sobre los hechos de la dictadura (1964-1985), entre quienes los niegan, como el presidente del país, Jair Bolsonaro, y los que quieren contarlos, como el actor brasileño Wagner Moura con su primer filme como director, "Marighella".

Así lo expresó este lunes el propio Moura, conocido mundialmente por interpretar al narcotraficante colombiano Pablo Escobar en la serie "Narcos", durante una conferencia de prensa en Santiago de Chile, donde su película inauguró este domingo la 15 edición del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic), al tiempo que se estrenó por primera vez en Latinoamérica.

"En Brasil hay una guerra de narrativas. Tenemos un presidente que dice que la dictadura no existió, que la dictadura fue buena, que la tortura es un método posible para obtener información, y creo que es muy importante contar historias para que la gente vea que sí hubo una dictadura militar, que fue terrible", expresó Moura.

"Marighella" aborda los últimos cinco años de vida del escritor, político y guerrillero Carlos Marighella, uno de los principales organizadores de la lucha armada contra la dictadura brasileña, desde 1964 hasta su violenta muerte en una emboscada en 1969.

Moura dijo que su película se sitúa en un polo completamente opuesto al de Bolsonaro y su negacionismo de la dictadura, pero que no la rodó para confrontar al Gobierno actual, ya que el filme comenzó a gestarse en 2013, cuando Dilma Rousseff era la presidenta de Brasil, sino que lo hizo para "contar una historia que fue borrada del pasado".

"Yo quería hablar de la dictadura miliar y de la resistencia a la dictadura, la película va de 1964, con el golpe de Estado, a 1969, cuanto matan a Marighella. El desafío para mí fue tener una historia emocional y que a la vez hablara de muchos hechos históricos que ocurrieron en esos cinco años", explicó Moura.

Asimismo, dijo que le gusta abordar temas políticos y que una película política no tiene necesariamente que ser complicada, o estar dirigida a unos pocos.

"'Marighella' es una mezcla de géneros, es un drama histórico, pero tiene muchas cosas del cine de acción (...). "A mí me interesa que el cine político sea popular", aseveró.

Respecto a la proyección de "Marighella" en Santiago, dijo que "fue muy emocionante porque Chile es un país que sabe muy bien lo que es una dictadura militar".

El filme consiguió por fin fecha de estreno en Brasil, "tras superar todo tipo de boicoteos" -según Moura- para el próximo 20 de noviembre, día que se celebra la Conciencia Negra en el país.

Dada la "polarización" y "división" actual que vive Brasil, el actor dijo estar preparado para todo lo malo que pueda pasar en el estreno del filme en su país, como gente gritando en las salas o impidiendo la proyección, pero también dijo confiar en que haya "un cinturón de amor" de personas que quieren verla.

La película tiene una duración de dos horas y 35 minutos, pero el primer corte fue de cuatro horas, contó Moura, que anunció que con las cosas que se quedaron fuera más otras que agregue hará una miniserie para la cadena de televisión brasileña Globo TV.

Moura señaló que fue durante el rodaje de "Narcos", junto a actores de diversas nacionalidades de la región y abordando un temática que afecta a todo el continente, como es la producción y exportación de droga, cuando emergió su sentimiento de pertenecer a Latinoamérica.

Así, señaló la importancia política de la serie y abogó por seguir contando a todo el mundo las historias que afectan a Latinoamérica, aprovechando la facilidad con la que hoy día se difunden los contenidos, en cualquier idioma, con las diversas plataformas audiovisuales que existen.