Óscar Expósito: "Galicia es una potencia en materia de bonsáis"

25/05/2019
Artículo original

El presidente del Club Bonsái Pontevedra, Óscar Expósito, defiende que Galicia "es una potencia en materia de bonsáis", con maestros "reconocidos a nivel europeo", si bien es "una pena" que no se aproveche, porque este mundo va mucho más allá de esos pequeños árboles que comercializan en macetas en los centros comerciales.

"No estamos hablando sólo de una planta, un bonsái es una obra de arte, una cultura que lleva dos mil años activa y en la que desde su minucioso cuidado hasta las macetas que se emplean son parte de esa expresión artística", ha apuntado Expósito en una entrevista concedida a Efe.

Óscar descubrió esta pasión hace seis años, del mismo modo que han hecho muchos: un buen día compró uno de esos árboles enmacetados y, después de varios intentos fallidos, comenzó a contactar con profesionales, tras lo que descubrió "un mundo totalmente diferente a lo que inicialmente se tiene en mente".

El pasado mes de noviembre, un grupo de aficionados del bonsái organizó un pequeño taller en A Estrada (Pontevedra), en el que las plazas se llenaron "al instante"; aquella situación fue el germen de la creación del Club Bonsái Pontevedra, que se constituyó el pasado mes de enero como club.

Desde entonces, su actividad ha sido incesante, organizando dos reuniones mensuales y cursos prácticamente cada mes, cubriendo desde los aspectos fitosanitarios hasta la poda, pasando por la cerámica o el abonado.

En contra de lo que pudiera parecer, los grandes apasionados de los bonsáis no son aquellos que no tienen tiempo o espacio para cuidar un gran jardín: la mayor parte del público es gente con una cierta afición por la jardinería que después aplica los conocimientos adquiridos en el mundo del bonsái a su práctica habitual.

"Al ser tan minucioso el trabajo que requiere el bonsái, se adquieren unos conocimientos y una precisión que ayudan mucho a mejorar en la jardinería general; hay que tener en cuenta que los bonsáis son una obra de arte, requieren de una gran especialización", ha añadido Expósito.

A día de hoy, el Club Bonsái Pontevedra cuenta con cuarenta socios y, tras sus primeros meses de actividad, decidieron enfrentarse a un gran reto: organizar una exposición entre los días 17 y 19 de mayo, en paralelo a la Fiesta del Salmón de A Estrada, donde mostraron ejemplares galardonados internacionalmente.

"Enseñamos piezas que no tienen absolutamente nada que ver con lo que espera la gente, algunas con hasta cuarenta años de trabajo a sus espaldas", ha precisado el presidente del Club Bonsái Pontevedra, una asociación a la que se inscribieron quince nuevos miembros durante este fin de semana.

Para Expósito, esta circunstancia es prueba de que existe "una afición creciente" al bonsái, un mundo en el que uno se queda "atrapado" cuando lo descubre, siempre y cuando pueda superar la frustración de enfrentarse a una actividad cuyos resultados sólo se pueden apreciar en el largo plazo.

"Hacen falta entre cinco y diez años para ver los primeros pequeños resultados, por eso creemos que es importantes ver árboles de una cierta envergadura, para que la gente pueda ver a dónde se puede llegar", ha añadido Expósito.

De acuerdo con este objetivo, el Club Bonsái Pontevedra organiza este sábado 25 de mayo una jornada de puertas abiertas, en la que cualquier persona puede acercarse a su sede, en el local social de Baloria, en A Estrada, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas.

Carlos Rey