La vida real cada vez se parece más a la ciencia-ficción. La Estación Espacial Internacional está un poco más cerca de la estación Deep Space 9 de Star Trek o de una nave nodriza de Star Wars. La NASA ha publicado la primera foto del robot asistente Bumble, que ya está ayudando a los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

El programa Astrobee de la NASA ha desarrollado tres robots espaciales asistentes llamados Honey, Queen and Bumble, cada uno con diferentes características y funciones.

Si esperabas ver algo parecido a C3-PO o R2-D2 quizá te lleves una decepción, ya que el robot asistente de la NASA, Bumble, es un pequeño cubo que, gracias a la gravedad, flota libremente por la estación especial, haciendo sus cosas:

Robot Bumble

Bumble llegó a la Estación Espacial Internacional el pasado mes, y ya está trabajando a pleno rendimiento.

Su función oficial es ayudar a los astronautas en las tareas más rutinarias y aburridas. Entre otras cosas es capaz de hacer el inventario, mover carga, o grabar con la cámara cuando se llevan a cabo experimentos. Pese a su pequeño tamaño, tan solo 30 x 30 x 30 centímetros, la ausencia de gravedad permite que pueda mover peso mucho más grande que él.

Para moverse y flotar en el aire el robot espacial Bumble de la NASA no necesita ningún motor. Basta un simple ventilador eléctrico que lo impulsa en cualquier dirección. Es un robot autónomo, que puede acoplarse automáticamente a su estación de recarga cuando se está quedando sin energía.

10 mitos sobre la vida en el espacio que no te debes creer

En total, el equipo Astrobee está compuesto por tres robots: Queen, Honey y Bumble. Los tres son robots modulares, a los que se pueden acoplar diferentes herramientas y sensores. Pueden funcionar en modo autónomo o, para misiones más precisas, por control remoto. Incluso pueden ser controlados desde la Tierra.

La NASA está convencida de que los robots jugarán un papel vital en el próximo viaje a la Luna, dentro de una década. La primera generación de robots espaciales de la NASA ya está funcionando en la Estación Espacial Internacional.