Muere la icono de la moda Caroline Lee Radziwill, hermana de Jacqueline Kennedy

17/02/2019
Artículo original

La escritora, actriz e icono de la moda Caroline Lee Radziwill, hermana menor de la exprimera dama de EE.UU., Jacqueline Kennedy, falleció el viernes en su casa en Nueva York a los 85 años.

Amiga de muchos famosos, entre ellos el pintor Andy Warhol, el bailarín Rudolph Nureyev o el escritor Truman Capote, Caroline Lee Bouvier (1933), también diseñadora de interiores, trabajo que tuvo el sello de su elegancia y sofisticación, se casó tres veces y tuvo entre sus maridos al príncipe polaco Stanislaw Albrecht Radziwill, con quien tuvo dos hijos, Anthony y Anna Christina.

La muerte de uno de ellos, Anthony a los 40 años, el 10 de agosto de 1999, golpeó duro al icono de la moda. Varias semanas antes de su muerte, por un cáncer testicular contra el que batalló una década, había sido padrino de la boda de su primo, John John Kennedy.

Kennedy, abogado y entonces director de la revista George, daría un discurso para honrar a su primo en su funeral pero la targedia tocó nuevamente a la familia cuando perdió la vida junto a su esposa Carolyn Bessette y su cuñada en un accidente de aviación, del que se cumplen este año su vigésimo aniversario.

También tenía una relación estrecha con grandes diseñadores como Yves Saint Laurent u Oleg Cassini y su belleza fue captada por muchos artistas y fotógrafos, entre ellos Peter Board, con quien también sostuvo una relación romántica.

En 1953 Radzvill se casó primero que su hermana, con el editor Michael Temple Canfield, de quien se divorció en 1959. Su segundo matrimonio fue con el príncipe polaco.

La revista Vanity Fair destaca hoy que también fue conocida como uno de los cisnes de Capote y agrega que así se referían al grupo de mujeres de la alta sociedad neoyorquina que se reunían en torno al escritor para hablar de sus vidas de ensueño, y entre ellas figuró además la diseñadora de modas Gloria Vanderbilt.

También se hace eco de lo que han destacado hoy otros medios, de la rivalidad Radzvill y su hermana mayor Jacqueline, que citan una biografía no autorizada publicada este otoño "Las fabulosas hermanas Bouvier: las trágicas y glamorosas vidas de Jackie y Lee", por Sam Kushner y Nancy Schoenberger.

De acuerdo con Vanity Fair, pese a que Radzvill era "una estrella en sí misma, cuyo brillo no solo deslumbraba en los salones de Manhattan sino también en los cenáculos de la elite internacional", nunca pudo eclipsar a su hermana.

Esa rivalidad existió desde la infancia porque su hermana mayor era la preferida de su padre, el banquero John Vernou Bouvier III, y ella de su madre, la socialité Janet Norton Lee, un matrimonio que terminó en divorcio.

"Siempre estuvo a favor de ella. Es algo que estaba muy claro para mí (...) Después lo entendí porque tenía razones para ello. Se parecía a él físicamente y eso a mi padre le hacía sentirse muy orgulloso", admitió públicamente.

Sin embargo, cuando Jacqueline Kennedy se convirtió en primera dama, eran inseparables, su hermana menor le acompañaba en los viajes y fue un gran apoyo cuando asesinaron al mandatario, el 22 de noviembre del 1963.

Pero, las discrepancias resurgieron porque ambas se enamoraron del mismo hombre, el magnate griego Aristóteles Onassis, que terminó casándose con Jacqueline.

Radzvill demostró que hizo lo que quería. El mismo día en que se casaría con el magnate hotelero Newton Cope le dejó plantado, pero, no quiso perder el viaje de luna de miel que habían planificado y se marcharon juntos al Caribe.

En 1988 se volvió a casar con el escenógrafo Herbert Ross, matrimonio que terminó en divorcio.

Caroline Lee Bouvier, que publicó dos libros de fotos sobre sus viajes y amigos famosos, continuaba trabajando y era coordinadora de relaciones públicas y de eventos especiales de Giorgio Armani.