Las imágenes de Ryugu que MASCOT hizo antes de ‘morir’

12/10/2018
Artículo original

Las imágenes de Ryugu que MASCOT hizo antes de ‘morir’

La agencia espacial japonesa, JAXA, y el aterrizador de Hayabusa 2, MASCOT, han compartido imágenes sobre el momento en el que la misión tocaba el asteroide Ryugu.

El aterrizador de Hayabusa 2 (o 'Halcón 2', que sería la traducción al español), MASCOT, se posó el pasado 3 de octubre sobre el asteroide Ryugu, donde ha tomado muestras de este objeto, tal y como había planeado la agencia espacial japonesa, JAXA.

La misión de retorno de muestras finalizará en 2020, cuando Hayabusa 2 traiga el material reconocido hasta la Tierra. Sin embargo, mientras esperamos a que la sonda regrese ya se han publicado las primeras imágenes del aterrizaje de MASCOT en el asteroide Ryugu.

El próximo mes de diciembre, si todo va según lo planificado por la NASA, tendremos más imágenes de este tipo: Osiris-Rex se posará sobre Bennu para recoger muestras de este asteroide. Después, las traerá a la Tierra, al igual que ya está haciendo el Hayabusa 2.

Las imágenes

MASCOT/JAXA

MASCOT pesa 9,6 kilos y mide 30×30×20 centímetros. En el módulo están instalados un espectrómetro, un magnetómetro, un radiómetro y una cámara gracias a la que MASCOT realizó unas 120 fotografías, incluída esta durante su caída a Ryugu. De hecho, en la parte superior derecha de la imagen se ve un punto negro que es el aterrizador descendiendo.

MASCOT cayendo sobre Ryugu

Estas son tres imágenes en las que se puede ver cómo va cayendo MASCOT hasta la superficie del asteroide en la parte de arriba a la izquierda.

MASCOT/JAXA

Esta es otra de las fotografías realizadas por el aterrizador. También mientras descendía, pero a unos 10 o 20 metros de la superficie del asteroide.

MINERVA-II 1/DLR /JAXA

Esta imagen es de Ryugu, pero no la ha realizado MASCOT. Antes del aterrizador, dos módulos de descenso de pequeña envergadura, llamados MINERVA-II 1, sobrevolaron la superficie del asteroide para ayudar a escoger el mejor lugar para que MASCOT cayera. Al ver estas imágenes, los científicos se dieron cuenta de que no habían contado con que la superficie de Ryugu pudiera ser tan rugosa, pero terminaron encontrando una zona de aterrizaje que resultó ser todo un éxito.

MASCOT/JAXA

MASCOT estuvo vivo durante algo más de 17 horas, un tiempo no previsto: se esperaba que la autonomía de las baterías fuera de unas 16 horas en las que recogió numerosas muestras. Esta fue la última imagen que envió a la Tierra antes de que su batería se agotara. Los brillos blancos que se ven son los reflejos del Sol.