Inteligente y de cinco kilómetros: así será el tubo por el que viaje Hyperloop, el tren supersónico del futuro

14/12/2018
Artículo original

Airtificial no para. La compañía española, de origen gaditano, está demostrando ser el mejor socio para Hyperloop Transportation Technologies (HTT). Ellos son los responsables del diseño y fabricación de la primera cápsula para el Hyperloop «made in Spain». Y ahora, su sello también estará impreso en el primer tubo por el que circule el tren supersónico, capaz de alcanzar una velocidad de más de 1.200 km/h. La compañía ha firmado un nuevo acuerdo de fabricación con HTT. por 19,9 millones de euros para la fabricación, una vez terminados los análisis del prototipo instalado en Toulouse e igualmente fabricado por Airtificial, de cinco kilómetros de tubo por el que circulará la cápsula de Hyperloop . Con este son ya cuatro los acuerdos firmados entre ambos socios estratégicos para la fabricación de dos cápsulas, dos maquetas de cápsulas y dos tubos. Fue el pasado mes de octubre cuando ambas compañías presentaron la primera cápsula para pasajeros a tamaño real del tren en la fábrica de Tecnobahía, El Puerto de Santa María, Cádiz. Además, Airtificial ya firmó un contrato para el diseño y fabricación de un tubo de 630 metros que está en pleno proceso de elaboración. Airtificial y Hyperloop han firmado un acuerdo por el que la tecnológica americana se compromete a encargar a Airtificial la fabricación y el ensamblaje del tramo piloto del tubo por el que viajarán las cápsulas, que tendrá una longitud de 5 kilómetros, 4 metros de diámetro y un espesor de 32 milímetros. La división Civil Works de Airtificial, experta en el diseño, cálculo, ingeniería y fabricación de estructuras sensorizadas realizadas con materiales compuestos, es la encargada de este nuevo desafío. Destaca por aportar soluciones tecnológicas realizadas en fibra de carbono u otro material compuesto. Una estructura inteligente Airtificial va a dotar los cinco kilómetros de tubo de sensores que permitirán medir cualquier anomalía durante el uso y el paso de tráfico. Entre otros parámetros, dará información sobre si el tubo ha sufrido una deformación, el nivel de estrés que registra en curvas o en otros puntos críticos, si existen variaciones de presión interior, así como otros parámetros de la estructura. Esta información será enviada, recogida y analizada en tiempo real por una base de datos lo que permitirá reaccionar de manera preventiva, incrementando la seguridad de este medio de transporte. Al igual que el tubo, la cápsula también es una estructura inteligente porque está dotada de 72 sensores capaces de transmitir, en tiempo real, información a una central de datos del sistema, y así monitorizar el comportamiento dinámico y estructural de la cápsula en todo momento. En una entrevista con ABC, Dirk Ahlborn director general de HTT explicó cómo son los protocolos de seguridad en el tubo. La compañía ya ha trabajado con la principal institución de seguridad global, TÜV SÜD, «para crear el primer conjunto de directrices de certificación de seguridad para los sistemas del Hyperloop», explicaba. También han tenido ya contacto con la agencia de reaseguros más grande del mundo, Munich Re, que «ha creado los productos para asegurar nuestros sistemas comerciales». «Estos desarrollos forman los protocolos de seguridad para el tubo y de todo el sistema. Serán la base para el marco regulatorio con los gobiernos de los diferentes países», explica Ahlborn.