El argentino Colagreco muestra al mundo su cocina mediterránea y "fronteriza"

21/06/2018
Artículo original

El chef argentino Mauro Colagreco, cuyo restaurante "Mirazur" ha sido distinguido con el tercer puesto en los premios "The50 best" a los mejores restaurantes del mundo, ha destacado hoy el carácter "mediterráneo" y "fronterizo" de su cocina, con aires tanto franceses como italianos.

Colagreco ha dicho hoy a Efe en Bilbao que siente "una gran emoción y también una gran responsabilidad por representar a lo más alto de la gastronomía mundial".

En la gala celebrada anoche en Bilbao, el restaurante "Osteria Franciscana", del cocinero Massimo Bottura, en Módena (Italia), fue reconocido como el mejor del mundo, mientras que el español "El Celler de Can Roca" fue segundo y el "Mirazur" francés tercero, con lo que ha ascendido un puesto respecto del pasado año.

El chef argentino ha expresado la "alegría, gran emoción y gran responsabilidad" que le ha supuesto este galardón, y ha destacado que el éxito se debe sobre todo a un equipo que desde los inicios del restaurante hasta la actualidad ha dado forma a una manera de concebir la cocina. "Es toda una construcción que se hace con el tiempo", ha resaltado.

Mauro Colagreco ha aprovechado su presencia en la capital vizcaína para presentar hoy su primer libro, titulado como su restaurante, "Mirazur", en el que ha tratado de reflejar el trabajo llevado a cabo desde hace doce años en este local, situado en la localidad francesa de Menton, en la Costa Azul, prácticamente en la frontera con Italia.

Precisamente el carácter "fronterizo" de la cocina de Colagreco, influida por el mar y la montaña, y con aires tanto franceses como italianos, es uno de los principales "ingredientes" que aderezan el libro.

"Tenemos la frontera entre Francia e Italia, dos culturas gastronómicas tan importantes, pero también tenemos la frontera geográfica entre la montaña y el mar, con los Alpes cayendo en el Mediterráneo en esa zona. Todo eso lo hace un lugar muy especial", ha destacado.

Mauro Colagreco llegó allí en 2006, con 29 años, casi sin experiencia, y sintió que allí podía plasmar su "libertad de creación".

"Siendo argentino, ni italiano ni francés, he podido construir algo en un medio que era muy hostil en principio. He llegado allí sin conocer a nadie y dos meses después monté mi restaurante. Sentimos que podíamos tener libertad de creación y de espíritu, de seguir siendo unos niños al descubrir cada día algo nuevo", ha resaltado.

Colagreco, que basa sus platos en las hortalizas y flores de su propio huerto, ha definido su cocina como "sincera, de producto, mediterránea y de frescura".

En cuanto a su libro, editado en francés, inglés y castellano, y que recoge 65 recetas y fotos de los platos, el chef argentino ha destacado que la intención ha sido reflejar las "vivencias" que pueden experimentar quienes prueben la cocina del "Mirazur".

Tras subrayar lo "importante" que resulta para él, su familia y equipo el galardón obtenido, así como la edición de su primer libro, Colagreco ha destacado que ahora hay que continuar. "Hoy es día para festejar, pero mañana hay que trabajar", ha agregado.