Albert Serra provoca en Cannes con la explícita "Liberté"

19/05/2019
Artículo original

El director español Albert Serra juega de nuevo con el deseo en "Liberté", película aplaudida este sábado en su presentación en el Festival de Cannes, donde el pase estuvo marcado por la salida de la sala de numerosos espectadores.

Serra ya lo había advertido: "Es una película un poco difícil pero con un tema que nos interpela a todos: el deseo, la sexualidad", dijo antes del estreno en la sección oficial Una Cierta Mirada, la segunda en importancia del certamen.

"Es cierto que hemos tomado riesgos, pero creo que con un resultado interesante", concluyó agradeciendo su presencia al ministro español de Cultura y Deporte, José Guirao, y las ayudas recibidas en su carrera tanto por parte de ese ministerio como del gobierno catalán.

El resultado son dos horas y doce minutos de metraje en los que un grupo de libertinos que huyen del gobierno ultraconservador de Luis XVI exportan el libertinaje a Alemania.

Escenas de cruising (sexo en lugares públicos) en una noche en un bosque en la que las barreras sociales se borran al entregarse todos a la exploración del placer, que la cámara del catalán (Bañolas, 1975) retrata sin filtros.

Con esta suma cuatro participaciones en el Festival de Cannes: en 2006 presentó en la sección paralela Quincena de Realizadores "Honor de Caballería", dos años más tarde mostró ahí también "El cant dels ocells", y en 2016, dentro de las sesiones especiales del certamen, exhibió "La muerte de Luis XIV".

"El inclasificable Albert Serra confirma con 'Liberté' su preferencia por los elencos eclécticos de actores profesionales y aficionados", dice de él el festival, donde este año compite, entre otros, con el también español Oliver Laxe, autor de "O que arde".